¡Asando que es gerundio! / Roasting non-stop!

 hummus1xx

En casa tenemos la suerte de que durante todo el año nos regalan frutas y verduras de temporada cultivadas de forma totalmente orgánica. Peras, naranjas, mandarinas, patatas, habichuelas, pimientos, coliflores, aguacates… siempre los tenemos recién cogidos de la huerta. Por eso, la mayoría de las veces me veo obligada a tener que experimentar para dar salida a unos productos tan estupendos, lo cual es una lástima porque como sabréis, no me gusta nada nada experimentar (nótese la ironía y véase que disfruto como una enana). Esta semana ha sido el turno del boniato, también conocido como batata o patata dulce, y éste último adjetivo me encanta. Nunca había probado a preparar nada con ella, pero me ha sorprendido gratamente y es que ese dulzor va genial para cocinar tanto con salado como postres (ya lo veréis en próximos posts) y da mogollón de juego siendo un alimento sanísimo. De hecho, el boniato es otro de esos superalimentos ideales para deportistas, cargado de hidratos y energía de la buena para rendir a tope de manera natural y healthy, ¡como a nosotros nos gusta! Por otro lado, también me he aficionado a ponerle pimiento asado a todo, así que como he tenido el horno a tope, he pensado que podría ser interesante dedicarle un post a mis últimos inventos y explicaros algunos trucos sobre cómo hornear y sacarle partido a estos alimentos que parecen tan simples pero que resultan deliciosos y dan tanto juego. Dicho y hecho, aquí tenéis una guía rápida para principiantes sobre cómo asar pimientos y boniato y cómo preparar unos chips crujientes y un maravilloso hummus de boniato (sí, de boniato, y ya veréis que rico). ¡Espero que os guste!

.

Cómo asar pimientos:

Asar unos pimientos al horno es una manera facilísima de cocinar de forma sana, sin grasa ni añadidos y obtener así una guarnición estupenda para cualquier plato e incluso para incorporar a muchas otras recetas (como por ejemplo, nuestra pizza fitness). Lo único que hay que hacer es lo siguiente:

1) En primer lugar, como es obvio ya que somos unos cocineros profesionales, hay que lavar muy bien los pimientos. Frótalos bajo el grifo y sécalos por completo.

2) Cubre la bandeja de horno con papel de aluminio y dispón los pimientos sobre ella.

3) Introduce la bandeja en el horno, previamente precalentado a máxima potencia, en una rejilla baja y deja que los pimientos se asen. El tiempo dependerá del tamaño y el grosor de los mismos.

4) Mientras se asan, deberás ir abriendo el horno para ir girándolos de vez en cuando. Tienes que dejar que la piel empiece a ponerse negra por todas las caras de cada pimiento. Esto llevará entre 30 minutos y una hora, depende de cada caso como ya os he dicho.

5) Una vez que los pimientos estén un poco ennegrecidos por todas sus caras y hayan perdido su consistencia rígida (deben quedar desmoronados sobre la bandeja), ya están listos para salir del horno.

6) Deja que los pimientos se enfríen un poco durante unos 5 minutos. Cuando ya no quemen, quítales toda la piel, los tronquitos y las pepitas con cuidado. Una vez hecho esto, puedes cortarlos a tu gusto y estarán listos para consumir, para aliñarlos, para incorporarlos a tus recetas o para conservarlos en la nevera en un recipiente cerrado para usos posteriores.

pim1x

pim2x

pim3x

.

Cómo asar boniato:

El procedimiento en sí no tiene ningún misterio aunque sí que es cierto que resulta un poco engorroso porque necesita mucho tiempo, pero no hay más que hacer que meter al horno y esperar, y os aseguro que merece mucho la pena. Asando un par de boniatos tendrás material para, aparte de acompañar tus comidas, preparar purés e infinidad de recetas (no os creeréis la cantidad que existen) y para experimentar con multitud de posibilidades reposteras (galletas, bizcochos, brownies… ¡os lo prometo!):

1) Lava los boniatos muy a conciencia, frotando con un estropajo para eliminar todos los restos de tierra y suciedad. Enjuaga con abundante agua y sécalos bien.

2) Una vez limpios, envuélvelos con papel de aluminio y ponlos en la bandeja de horno.

3) Hornea a 180º, con el horno precalentado, durante una o dos horas (el tiempo dependerá totalmente del tamaño de los boniatos). No conviene ponerlos a más potencia porque cuánto más lento se horneen, más dulces resultarán. Una vez que puedas clavar un cuchillo y éste salga y entre del boniato sin oponer resistencia, es que están en su punto. Por fin puedes sacarlos del horno y empezar a pensar cómo te los comes.

bon1x

bon2x

bon3x

.

Chips crujientes de boniato con canela:

¡¡Súper descubrimiento para healthy lovers con espíritu goloso como yo!! Llevaba tiempo queriendo probar los chips de boniato después de verlos por multitud de instagrams fitness (especialmente el de @edeand, máxima inspiración healthy-culinaria y de fit-cuerpazo de envidia de la mala mala) y como me temía, se han convertido en una nueva adicción. Además, como todo lo bueno y para no variar, es súper fácil:

1) Hazte con un boniato, o dos o tres (porque te va a encantar, te lo aseguro), lávalo y sécalo bien.  No es necesario que lo peles, pero puedes hacerlo si lo prefieres. Córtalo en forma de bastoncitos o de láminas finas, a tu gusto.

2) Coloca los chips sobre la bandeja de horno cubierta con papel de aluminio o vegetal antiadherente. Espolvorea un poco de canela si los quieres muy muy dulces (¡¡sí, sí, sí!!). En caso contrario, puedes optar por un poco de pimienta o cualquier otra especia al gusto.

3) Hornea los chips de 30 a 45 minutos, a 175º aproximadamente. Como siempre, dependerá de tu horno así que no les quites el ojo de encima porque sería una pena churruscarlos. Una vez que tengan aspecto crujiente, puedes sacarlos del horno, espolvorear con más canela si no has tenido suficiente aún y snackear sin parar (apuesto a que te los acabas todos de una sentada, por experiencia personal).

bon4x

bon5x

.

Hummus de boniato:

Si os digo la verdad, nunca me ha llamado mucho la atención el hummus porque no soy muy amiga ni de los garbanzos ni de los purés. Sin embargo, teniendo en cuenta el excedente de boniato asado que se me estaba acumulando, se me ocurrió que podía utilizarlo para untar, o hacer algo parecido a una salsa dip que sirviera como entrante o como snack healthy. Y me vino a la cabeza la idea del hummus, aprovechando el punto dulce del boniato para combinarlo con las especias y el punto oriental característico de susodicho mejunje árabe. Que me perdonen los puristas, pero a ésta versión yo le doy un 10 porque además de estar sorprendemente buena, es un acompañamiento sano y diferente. Sírvelo con panecillos wassa con sésamo, pan pita o incluso unos nachos, ¡y que viva la multiculturalidad! Estos son los ingredientes que le puse, versionando los de la receta clásica del hummus:

Ingredientes:

  • 2 tazas de boniato asado
  • 1 diente de ajo picado
  • 1 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce o picante (al gusto)
  • 2 cucharaditas de sésamo (o más si te gusta mucho)
  • 2 cucharaditas de albahaca seca picada
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • un chorrito de zumo de limón
  • unas gotas de aceite de oliva
  • unos granitos de sal fina

Preparación:

1) Pon unas 2 tazas (o la cantidad que quieras) de boniato previamente asado en un bol y tritúralo con la ayuda de un tenedor. Añade las especias y el ajo picado y mézclalo todo muy bien.

2) Añade un chorrito de limón, unas gotas de aceite, una pizca de sal y vuelve a remover.

3) Tritura y mezcla todo hasta obtener un puré espeso y homogéneo. Puedes espolvorear un poco más de sésamo como toque final y listo para servir y dippear a lo healthy style.

hum2xx

hum3xx

.

 ¡Estad atentos porque próximamente os traeré la versión merienda de mis peripecias con el boniato y merece muuuucho la pena! 

cookie1

.

espero que

.

¡No olvides etiquetarme en tus platos! #fitandsweetrecipes & @paulashopaholic

xo, Paula

.

.

English

.

.

At home, we are lucky enough to be given organic fruits and veggies during the entire year. Pears, oranges, potatoes, green beans, peppers, avocados… they are always fresh from the garden at my place. That’s why I sometimes see myself forced to experiment and make the most of those wonderful products. And that’s a pity because I hate experimenting as you already know (see the irony, I enjoy as a kid!). This week was the turn of sweet potato, and that adjective is something that I love. It’s been my first time cooking it but surprised me pleasingly. In addition, sweet potato is another kind of superfood, perfect for fit-people, packed with healthy carbs and energy, which makes it a great fuel for your workout. On the side, I have been baking a lot so I thought it could be a good idea to make a post about my latest inventions and all the tricks to bake and make the most of this simple, healthy and delicious foods. So, here you have a quick and easy guide for dummies on how to bake bell peppers and sweet potatoes, and how to make crispy sweet potato chips and hummus (yeah, delicious sweet potato hummus, you’ll see). Hope you enjoy it! 

.

How to bake bell peppers:

Ovenbaking bell peppers is an easy and healthy way to cook without adding unnecessary extras or fat, and getting the healthiest side dish you can ever make or add to tons of different recipes (for example, our clean green pizza). You only need to:

1) First, obviously you need to wash the bell peppers carefully. Scrub, water and dry them.

2) Cover an oven tray with aluminium foil and put your bell peppers on it.

3) Put the tray in the oven (preheated) at highest heat, on a low rack and let the bell peppers cook. Time depends on how big and thick they are.

4) While they bake, you need to open the oven and turn the peppers often. Let them get brown on every side. This may take between 30 minutes and 1 hour, dependig on the size as I told you.

5) Once pepper’s skin is black on every side and they have lost their hard consistency (they must crumble on the tray), they are ready.

6) Let the peppers cool for 5 minutes. Once they don’t burn you, peel them and remove the seeds and stalks. When you are done, you can cut and eat them, or dress them, or even add to your dishes or keep them for later in the fridge.

pim1x

pim2x

pim3x

.

How to bake sweet potato:

The procedure itself is so easy but it’s true that it gets a little bit annoying because it takes so long. But you just need to put in the oven and wait, and I swear you won’t regret. You will get a great side dish for your menu and also you can make purée and lots of recipes (you won’t believe how many you’ll find) and even experiment with pastry (cookies, cakes, brownies… you’ll see!):

1) Wash your sweet potatoes thoroughly, scrubbing until cleaning all  the soil and dirt. Rinse off and dry well.

2) Once they are clean, wrap your sweet potatoes with aluminium foil and put them in the oven.

3) Bake at 180º (preheated), during 1 or 2 hours (time depends on the size). You don’t need them to bake at higher heat because the slower they cook, the sweeter they turn out. Once you can stick a knife into every sweet potato and it comes out easily without resistace, they are ready. Now you can take out from the oven and use them to taste.

bon1x

bon2x

bon3x

.

Crispy sweet potato chips with cinnamon:

Best discovery ever for healthy food lovers with a sweet tooth like me!! I was craving to try sweet potato chips after seeing them all over instagram (speacilly from @edeand’s, my favourite healthy cooker and fit body inspiration) and as I feared, they have become one of my favourite addictions. Also, like all good and healthy stuff, it’s super easy to make:

1) Grab a sweet potato (or two or three, because you are going to love it), wash and dry it. You don’t need to peel it but you can do it if you want to. Cut it into chips or fine slices, to your taste.

2) Put the chips on an oven tray covered with aluminium or baking foil. Sprinkle some cinnamon if you want them very sweet (yaaaaaay for cinnamon!). If not, you can season with black pepper or the spice you like the most. You can spread some olive oil if you like it too.

3) Bake at 175º, during 30 or 45 minutes approximately. Again, time will depend on your oven, so keep an eye on your chips not to burn them (what a shame!). Once they look crispy, you can take them out from the oven, sprinkle with some more cinnamon and snack non-stop. I bet you can’t eat just one!

bon4x

bon5x

.

Sweet potato hummus:

To be sincere, I never felt so attracted to hummus because I’m not a huge fan of garbanzo nor purées. Nevertheless, bearing in mind that I had a ton of baked sweet potato, I thought it could be a good idea to make something like a dip to use as starter or healthy snack. So I thought of hummus and took advange of the sweetness from the sweet potato and the spicy and exotic sign from that arabian paste. I’m sorry, purist people out there, but this version is a win for me because, appart from being delicious, makes the perfect side dish and it’s something healthy and different. Serve on rye crispbread, pita bread or nachos and yay for multiculturalism! These are the directions for an updated new version of the classic hummus:

Ingredients:

  • 2 cups baked sweet potato
  • 1 garlic clove
  • 1 teaspoon cumin
  • ½ teaspoon sweet or spicy paprika pepper (to taste)
  • 2 teaspoons sesame seeds (more if you like it)
  • 2 teaspoons dry basil
  • ½ teaspoon black pepper
  • a few drops of lemon juice
  • a few drops of olive oil
  • some salt grains

Method:

1) Pour about 2 cups (or desired amount) of previously baked sweet potato in a mixing bowl and mash it with a fork. Add the spices and minced garlic clove. Mix very well.

2) Pour a steam of lemon juice, a few drops of olive oil and a pinch of salt. Combine well again.

3) Mix and mash everything until you get a thick and homogeneous purée. You can sprinkle some sesame seeds as final touch and your sweet potato hummus is ready to dip the healthy way.

hum2xx

hum3xx

Don’t miss my next post with a new sweet pastry recipe made with sweet potato, it will really really surprise you. Promise! 

cookie1

.

hope you enjoy it

And don’t forget to tag me! #fitandsweetrecipes & @paulashopaholic

xo, Paula

Anuncios

Acerca de Paula Shopaholic

Amante del estilo de vida fitness, la cocina healthy y ocasionalmente, el chocolate y la repostería. Recetas, tips y experimentos. Enjoy! Contact: paulashopaholic91@gmail.com

2 Respuestas a “¡Asando que es gerundio! / Roasting non-stop!

  1. Pingback: Cookie-bollitos de boniato y chocolate / Sweet potato and chocolate cookie-cakes | fit and sweet

  2. Pingback: Hamburguesa con salsa Teriyaki / Teriyaki sauce burger | fit and sweet

Deja tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

@paulashopaholic

Se ha producido un error al recuperar las imágenes de Instagram. Se volverá a intentar en unos minutos.

Archivos

 %% iHerb discount code: GWL668

A %d blogueros les gusta esto: